9 de julio de 2012

Tarta de queso philadelphia y limón... Light!

Versión light de la clásica tarta de queso philadelphia. Ligera y fresca!


Ingredientes:
250 g de queso untar light (yo utilicé philadelphia light) a temperatura ambiente
2 yogures desnatados a temperatura ambiente
2 claras de huevo
60 g de azúcar
1 limón
4 hojas de gelatina
colorante amarillo (opcional)


La gelatina no me llegó para cubrir bien toda la tarta, así que la próxima vez añadiré una hoja más de gelatina y algo más de agua.

Preparación:

Para tener los yogures y el queso a temperatura ambiente, los sacamos de la nevera diez minutos antes de empezar si no hace calor, o justo antes de empezar con la receta si tenemos la suerte de tener un clima mas veraniego.

Ponemos las hojas de gelatina a remojo en agua fría. En un cuenco mismo sumergimos las hojas hasta que el agua cubra totalmente la gelatina.

Lavamos el limón y rallamos la corteza.

Mezclamos la corteza de limón con el azúcar y 50 ml de agua en un cazo. Calentamos al fuego hasta que hierva. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina escurrida (la sacamos del cuenco del agua dejando que gotee un par de minutos el agua sobrante). Removemos hasta que funda.

Mezclamos el queso, los yogures y 3/4 partes de la gelatina de limón. Si vemos que quedan grumos utilizamos la batidora  manual a velocidad mínima hasta que este bien mezclado.

Montamos las claras de huevo (vídeo de como separar las claras http://www.nestle-tv.es/cocina/truco-como-separar-la-clara-de-la-yema/video-45-v373.aspx). Yo utilicé la batidora manual con el accesorio de varillas, a la velocidad mínima. Las claras estarán montadas cuando al dar la vuelta al recipiente no caiga nada.

Incorporamos las claras a la mezcla, con movimientos suaves y envolventes.

Vertemos en un molde de unos 26/30 cm de diámetro y metemos en la nevera una hora.

La gelatina restante la disolvemos en 50 ml de agua caliente. Yo le añadí dos gotas de colorante amarillo vahiné para darle color, ya que sino queda casi transparente. Dejamos que enfrié un poco, una media hora y vertemos por encima de la tarta cuando ya este un poco cuajada para evitar que se hunda en la masa. Podemos probar primero echando una cucharadita de gelatina por encima. Si no se hunde, podemos echar el restro.

Dejamos en la nevera como mínimo 4 horas, aunque yo la deje toda la noche. Cuanto mas tiempo este en la nevera, mejor!



Y... a disfrutar!


Yo la hice con yogures desnatados sin azúcar, y aunque esta buena tiene ese ligero gusto a yogur sin azúcar. Puedes hacerla con yogures edulcorados o echa más azúcar.

Yo también añadiría un chorrito de limón para darle mas sabor a limón.


2 comentarios:

  1. Que pinta más rica tiene esta tarta, pasate por mi blog que te deje un regalo. besitos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! ya lo vi y ya te escribí en tu blog. Que ilusión! :)

    ResponderEliminar

Blogging tips